VOLAR CON NIÑOS DISFRUTANDO DEL VIAJE

Siempre llega el momento de volar con niños disfrutando del viaje, en ese preciso instante se nos encoge todo el cuerpo y vemos complicaciones por todas partes (cuándo no lo hemos hecho ninguna vez). Relajemonos es muy importante, lo superaremos con un poco de previsión según las necesidades de su edad. Yo sobrevivir a todos los viajes sin ningún trauma.

Desde aquí les damos unos apuntes de cómo se puede hacer más fácil o llevadera la situación de viajar con ellos y concretamente el tema de los vuelos con nuestros seres más queridos.

Tenemos que tener presente que ellos pueden sufrir los mismos síntomas que nosotros los adultos cuando volamos.

Para ello tenemos que prepararnos volar con niños y disfrutar del viaje y cómo contrarrestar los inconvenientes adaptandolos a su edad, uno de los síntomas más molestos cuando volamos es: al despegar y aterrizar, por el cambio de presión en la altura es que nos duelan los oídos, para ello procuraremos que durante el despegue y aterrizaje beban o coman. Como prevención podemos consultar con el pediatra que le podemos dar si tiene dolor de oído por el cambio de presión durante el vuelo, (nunca administramos nada que no haya sido recetado por un médico) puede que no le curen el dolor totalmente, pero bajará su intensidad.

Lo más importante para todos, es que el niño esté tranquilo y para ello es muy importante nuestra forma de actuar.

Ellos tienen como un detector escondido que va a detectar rápidamente si estamos nerviosos por cualquier causa. Así que debemos tener presente que tenemos que estar relajados, ya que ellos lo relacionarán en que el vuelo es la causa. Para ello tenemos que ser muy previsores con todos los temas del viaje y que puedan ser relacionados por nuestro hijo con el viaje.

Nosotros somos quien más conocemos a nuestros hijos y por eso todos los consejos los priorizaremos según creamos que nos van a ser más útiles.

No hay 2 niños iguales. y por eso tenemos que tener muy presente a ellos en todo momento al:

  • Al comprar el billete: Ver que horarios tenemos vuelos a nuestro destino para adaptarlo a horarios, por ejemplo: si son trayectos largos cuando ellos duermen.
  • Escoger los vuelos con unas escalas adaptadas, tiempos no muy largos de espera, pero tampoco que tengamos que correr con ellos para el cambio de avión.
  • Las condiciones que ofrece cada compañía en sus billetes para bebés (0 a 2 años no cumplidos) y niños de 2 a 11 años.
  • Viajando con niños es muy importante tener un buen seguro de asistencia, ya que por experiencia lo vamos a utilizar la mayoría de las veces. Si viajas por Europa puedes pedir la tarjeta sanitaria europea.
Imprescindible al salir de casa
  • Documentación de viaje: Permiso de viaje en regla si solo viaja con 1 de los padres o tutores legales.
  • Pasaporte/visado o DNI vigente.
  • Billetes de avión.
  • Carnet de vacunas del niño y si es posible un informe medico del niño
No olvidarnos, pero si sucede podremos sobrevivir:
  • La bolsa del bebé con todo lo necesario para el trayecto del vuelo, hay que tener en cuenta que tendremos que enseñar en el control de seguridad todos los productos, la cantidad de líquidos están limitados, por ejemplo, el agua para preparar el biberón o papilla la podemos comprar una vez pasado el control o en nuestro destino, podemos hablar con nuestro pediatra que nos aconseje que comprar en nuestro destino.
  • Llegar con tiempo suficiente para ser los primeros y poder escoger un buen asiento, si no podemos hacer el cheking mediante la web de la compañía, sobre todo si viajamos en familia para poder tener los asientos correlativos.
  • Hablar con ellos explicando todo lo que vamos haciendo de forma tranquila.
  • Ir al lavabo antes de embarcar por si la espera antes del despegue es muy larga.
  • Al embarcar maletas y si llevamos un cochecito podemos preguntar si lo podemos entregar en la puerta de embarque del avión, si es posible nos pondrán la etiqueta de embarque en bodega y al llegar a la puerta lo recogerán y lo colocarán en la bodega. Esto nos facilitará bastante el desplazamiento por el aeropuerto.
  • El muñeco con que duerme habitualmente, le dará confianza y lo relajará. Tendremos uno más por si se pierde lo podamos sustituir.
  • Unos juguetes pequeños.
  • Un cuento para leer, unos colores y cuentos para pintar.
  • Una tablet, móvil con juegos música, o películas que le gusten.
  • Jugar con él.  Juegos como veo veo una cosita que empieza por…….
  • Pedir disculpas anticipadamente, a nuestros vecinos de asientos por si el niño da alguna patada sin querer al asiento delantero o llora durante el camino.
  • Sin estar todo el tiempo en el pasillo, pasear por el avión explicando lo que es cada cosa que vemos.
  • Y recuerda nadie como tu conoces a tu hijo, para escoger lo que más necesitarás para distraerle durante el vuelo.

Otro punto muy importante es nuestra forma de comportarnos, ellos captan todos nuestros gestos y comentarios. Por eso cuando hables de volar, que no denote que es inseguro, ellos lo notaran y les creará inseguridad (para ellos sus padres somos héroes). Salir de casa siempre con tiempo suficiente para no ponernos nerviosos y pasarles el estrés, ansiedad a ellos, en estos momentos ellos están en un lugar desconocido y TÚ ERES SU REFERENTE INDISCUTIBLE.

Si necesitas información sobre vuelos la puedes solicitar en: http://www.catventravel.com/billetes-de-avion/ .

Mensajes recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *